Redes sociales, identidad nacional, mercado femenino; fundamental en las estrategias de mercado

2018: la oportunidad para el marketing deportivo

Javier Salinas en el 4to. Congreso Internacional de Deporte CODE 2016

No hay lugar para la improvisación. El marketing deportivo en México es un campo prometedor para quienes lo realicen de manera profesional, están preparados, informados y dominan con seriedad las redes sociales.

Para Javier Salinas las dificultades políticas y económicas que depara el 2018 para los mexicanos, se traducen en una oportunidad para el marketing deportivo, actividad que junto con el cine, se convierten en las principales fuentes de entretenimiento para la población en momentos de crisis.

Durante su participación en el 4to. Congreso Internacional de Deporte CODE 2016 quien fuera el director de marketing y comunicación de los Monarcas del Morelia, Grupo Salinas Deportes, Federación Mexicana de Futbol y de la Liga MX; reveló que la industria del deporte genera al país el 0.3 por ciento del Producto Interno Bruto, PIB; y su potencial va en auge.

Sin embargo el marketing tiene sus exigencias, la primera y más importante es prepararse y estar informados; citó como ejemplo conocer el comportamiento y hábito de consumo de los clientes, en este caso, los fans.

Aspectos como el consumo y horarios del uso de las redes sociales, perfiles (si son hombres, mujeres o milennials); pueden marcar la diferencia en una venta exitosa.

Las mujeres, insistió, son un mercado de amplias posibilidades y dio como ejemplo que generalmente ellas deciden el gasto familiar y constituye cerca del 50 por ciento del público espectador en los partidos de futbol.

Consideró indispensable investigar sobre el uso de las redes sociales, horas de mayor tráfico, tipo de usuarios, información que consultan, actividades que realizan en las redes.

Para Javier Salinas, promover la identidad nacional es otra forma de apoyar al deporte y su éxito en materia de marcadotecnia “México es el principal consumidor de playeras de equipos extranjeros ¿por qué?, porque los mexicanos no creen en lo propio”.

Es un reto, por ejemplo, posicionar la imagen de los equipos nacionales en otros países.

Dijo a estudiantes de educación física, entrenadores e integrantes de clubes deportivos, que para promover la venta de un evento o un patrocinio no es suficiente con “pedir”, sino “ofrecer” una rentabilidad.

“No es lo mismo pedir un apoyo que llegar y ofrecer que tu marca será transmitida por tantos usuarios de teléfono móvil, que tienen determinado perfil, que poseen determinado potencial de compra… que además pueden replicar tantas veces esa información en internet”.

Accessibility
Close
Font Resize
A- A+
X